Amar la vida es bueno
pero respectar la del semejante...
Mucho más.

Asun

viernes, 11 de septiembre de 2015

CAÍA EL ATARDECER


Caía el atardecer
el cielo estaba tranquilo
mis ojos se recreaban
dando a la visión asilo.

Brillaba el sol y su rayo,
con  halo fino  destello…
¡Nubes de color corrían...
un paraíso era aquello!

Jugaban con son angélico…
¡Querubines se asomaban!
Entre trompeta y violín
su algarabía... brindaban.

Viví y disfrute el momento
¡Como pocos en mi vida…
Paradisíaco instante
mantenían-me, ¡ay!, prendida!


Por el cielo galopando
 la nube negra, felina
llega a esa paz, habitada…
 ¡La algazara, disemina!


asun